Caldo de pollo para la danza

miércoles, 11 de febrero de 2009
Si ustedes son de esos que piensan que la danza es aburrida, oscura, complicada y soporífera...

¡Tienen razón!

Eso dice Gideon Obarzanek, un señor que además de llamarse como alguien que se robaría la Navidad, es fundador de Chunky Move, la compañía de danza contemporánea más famosa de Australia.




Pero no se dejen llevar por su nombre de sopa enlatada con pedacitos de pollo, su espectáculo es una experiencia a prueba de neófitos y aburridos, con garantía de cero cabeceos y novio dormido. Señores, por fin un espectáculo cultural para impresionar a la novia en el que no tendrán que apretar fuerte la quijada para disimular el bostezo y la lagrimita delatora.

-Ay mi vida, es que me conmovió mucho-

Gideon -qué tal con el confianzudo que ya le habla de tú nomás porque lo entrevistó- la llama "Una experiencia sinestésica, en donde todos los sentidos son ricamente estimulados a través de la luz, el sonido y el cuerpo humano trabajando con los elementos como nunca antes" Y es que aprovechan lo más depurado de la técnica dancística y lo último en tecnología a través de un artilugio increíble que sincroniza el movimiento del cuerpo con las luces del escenario para crear un efecto único que los dejará boquiabiertos, anonadados y pescuecipelicrespos.

Tienen que ver a Chunky Move con Mortal Engine. Creo que al final sí es como caldo de pollo, la mejor medicina contra el repelús crónico hacía la danza.


Y si no me creen échenle un ojito y sorpréndanse.




Corran por sus boletos porque se agotan.

2 comentarios:

Un Rosado Pimiento Rockero dijo...

Bravo!!!
Cultura no aburrida-post culturoso interesante...
bien hecho! :D
saludetes

magnolia dijo...

son trips muy chidos, algunos aburridotes pero cuando notas que es muy complicado hacer lo que es aburrido se ganan tu respeto.

Publicar un comentario